Imagen del día

Imagen del día

TOP 10 más vistos esta semana

11 de septiembre de 2013

Lavan dinero de Caracas en Miami, los hermanos Bernardo y Enrique Gómez Luciani. #Cuba #Venezuela

Nicolás Maduro, presidente ilegítimo de Venezuela.
De los Castros a Maduro al Doral en Miami.
Por El Venezolano.

Capitulo 1

Este título pudiera parecer un chiste o un juego de palabras, pero no es otra cosa que una triste realidad.

Para alguien que viva en el Sur de la Florida y específicamente en Miami, no es un secreto que a diario llegan a esta ciudad refugiados venezolanos que se instalan, preferentemente en las ciudades del Doral (llamada Doralzuela)  y Weston (conocida como Westonzuela). Llegan tantos venezolanos aquí, que hace unos días publicaron unas estadísticas que concluían que este año los venezolanos serían el grupo étnico de más rápido crecimiento en el Sur de la Florida.

Sin lugar a dudas esto nos ha traído a la región un toque cultural diferente, porque simultáneamente con los venezolanos han llegado las arepas (muy sabrosas por cierto), los tequeños y las hayacas, toda una cultura que mirada desde lejos no pareciera otra cosa que un nuevo e inofensivo sabor incorporado a nuestra ya muy transculturada ciudad miamense, es más, cualquiera después de leer esto, emocionado sería capaz de gritar ¡Bienvenidos hermanos venezolanos!

El problema más serio radica que junto a familias decentes que vienen huyendo del Comunismo, del Chavismo y ahora del analfabeto chófer de ómnibus educado en la Ñico López (escuela formadora de cuadros dirigentes comunistas en Cuba) y presidente impuesto Ni-colas, o Si-Colas, Maduro o Podrido, como quiera que el acervo popular le llame, están llegando una serie de agentes al servicio de la inteligencia  cubano-venezolana que con petrodólares o dólares chavistas están estableciendo una cadena de espionaje al mejor estilo de la KGB soviética, con la intención de desestabilizar la economía y la política local del Sur de la Florida.

Estos espías logran sacar los petrodólares de contrabando desde Venezuela dándole la vuelta al Mundo, muchas veces a través de Europa o países de Centro y Sur América como Panamá y Ecuador. Esos dineros para vergüenza de las agencias federales americanas, aterrizan en bancos locales como Bank of America y Wells Fargo con los que después compran negocios, compañías e industrias americanas sin importarles mucho el precio que pagan porque son usadas para seguir lavando el capital chavista, dando lugar a una de las más sofisticadas operaciones de lavado de dinero implementadas actualmente en territorio americano.
Estos delincuentes “petroespías” se mueven desde Caracas, Miami y en ocasiones Quito y Ciudad de Panamá, en sus aviones privados eludiendo la vigilancia de la aduana americana, con chequeras millonarias de varios bancos nacionales americanos y extranjeros, una extensa servidumbre que malpagan en sus casas del Sur de la Florida, casas de lujos muchas veces compradas en efectivo y ubicadas en Doral Isles y sus alrededores, o en Weston y Pembroke Pines. Además, se mueven en las altas esferas sociales y políticas del Sur de la Florida y de Venezuela, disfrazados de hombres de negocios, pagan altas sumas a oscuros lobistas locales que los ayudan a implementar sus negocios y establecerlos en territorios americanos, e incluso han comenzado a filtrar las esferas políticas locales como el alcalde del Doral, Luigi Boria.

La lista de estos agentes cuenta con los connotados hermanos Bernardo Gómez Luciani y Enrique
Enrique Gómez Luciani
Gómez Luciani
, quienes son en su región natal conocidos Chavistas que tuvieron concesiones del gobierno de Chavez para construir viviendas de bajos recursos con dinero del gobierno, dinero que se apropiaron en su inmensa mayoría a través de su compañía Construmat CA a cambio de la construcción de unas casas con materiales malos y baratos, mal terminadas que enfrentaron las denuncias del pueblo.
Ver aquí las condenas judiciales que se les hicieron, una vez probados estos hechos:
Sentencia de Estafa continuada para la empresa Construmat de los hermanos Gómez.
Sentencia contra  Bernardo José Gómez Luciani que ordena embargo preventivo.
Juicio contra Bernardo José Gómez Luciani y Enrique Gómez Luciani por cobro de bolívares con intimidación..
Juicio contra Enrique Gómez Luciani.
Artículo de prensa sobre la Estafa de Construmat a mas de 400 familias.
Banquero Torres Ciliberto investigado por intentar tranferir millones a Banco de Miami.


Estos hermanos Gómez no sólo hicieron fortuna con este dinero mal apropiado sino que además, compraron un canal regional llamado Telecaribe que fue un conocido canal de televisión al servicio de la maquinaria publicitaria de Hugo Chávez y su Gobierno quien les ofreció esta concesión gratuita y que rentaban la señal a escondidas a canales locales pequeños, embolsándose así grandes sumas de dinero. Cuando las elecciones presidenciales entre Maduro y Capriles, los hermanos Gómez decidieron apostar a los dos candidatos dando dinero a las dos campañas muy furtivamente y apoyándose en el oscuro personaje chavista Renzo Abdelkader Rojas Mejia (llamado el Amigo de Dios, del Pueblo y de las Instituciones). Al ganar Maduro y sus sicarios, y descubrir el rejuego de los hermanos Gómez donde aportaron cerca de un millón y medio de dólares en efectivo para la campaña del candidato opositor Capriles, los imputaron y tuvieron que salir huyendo a refugiarse a Miami sin cortar los vínculos con el gobierno de Maduro buscando el “perdón” y la entrada libre a Venezuela para seguir aprovechándose del dinero del pueblo.

Estos peligrosos hermanos Gómez actualmente residen en el Sur de la Florida con sus familias, se hacen mal llamar cristianos y están gestionando sus visas de empresarios para quedarse en Estados Unidos con el dinero que les llega a través de Cadivi (Comisión de Administración de Divisas en Venezuela) creando un canal de televisión local llamado Telecaribe Miami, con dirección 5731 NW 74 ave Doral, Fl. 33166, con el propósito principal no sólo de lavar dinero, sino también de una manera muy soslayada, de modificar e influenciar en la opinión local venezolana a favor del actual gobierno de Maduro, y de aglutinar además, a las personalidades sociales, políticas y artísticas venezolanas residentes en el Sur de la Florida para espiarlos. Para quienes los dudan, hace unos días el mismo presidente Maduro en un discurso dijo que iban a crear un centro para filmar telenovelas venezolanas con artistas venezolanos en el mundo entero y exportarlos al mundo, dejando ver entre líneas que proyectos como Telecaribe Miami son la puerta abierta para comercializar y trasmitir estos proyectos del Gobierno Chavista de Maduro en territorio Americano y poder llevar su mensaje comunista a la comunidad residente en los Estados Unidos.

Los hermanos Gómez intentan seguir haciendo de las suyas en esta ciudad, sirviéndole con doble cara a los americanos y a los chavistas con los cuales mantienen todavía vínculos y negocios a través de varios empresarios venezolanos que se la pasan viajando entre Miami y Caracas. Empresarios venezolanos a los cuales nos referiremos en detalles en otros artículos.

Los hermanos Gómez forman parte de una banda de espías que funcionan asociados a un supuesto agente de bienes raíces del Doral llamado Roberto Villani.

Villani aparece como dueño de un restaurante en el área del Doral financiado por la inteligencia cubano-venezolana. El restauranteEl Brasero” de Villani no es más que el mayor centro de espionaje venezolano en Miami, donde se graban y se filman a todos los que van a comer y a conspirar en contra del gobierno de Maduro. Estas grabaciones después son entregadas a la inteligencia cubano-Venezolana a través de una red de informantes radicados en Miami y con contacto directo con La Habana y Caracas.

En esta cedula también milita el espía Carlos Núñez, un ex abogado venezolano y alto oficial de la inteligencia cubano-venezolana y que actúa en el área del Doral con órdenes  y funciones muy precisas: desinformar y crear un estado de opinión entre grupos específicos de venezolanos en los centros públicos de la ciudad, sobre todo en aquellos lugares donde acuden grandes congregaciones de venezolanos desafectos al Chavismo como son El Brasero, El Arepazo I y El Arepazo II.

Como ven, todo lo que llega a Miami desde Caracas no sólo son venezolanos disidentes del Chavismo que traen su dolor, su folklore, sus arepas y hayacas, sino que también llegan los espías como los hermanos Gómez con petrodólares mal adquiridos para desestabilizar la democracia local y los grupos del exilio venezolano residentes en esta ciudad. Espías venezolanos enseñados y entrenados por sus hermanos de la Inteligencia y Contrainteligencia de La Habana.

Continuará…
Reportaje enviado por fuente anónima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Qué Opinas?

Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...