Imagen del día

Imagen del día

TOP 10 más vistos esta semana

25 de mayo de 2012

¿Malanga sí, Vida Guerra no? Por Esteban Fernández.


Vida Guerra. Modelo cubana.
por Esteban Fernández, Jr.
¿MALANGA SÍ,  VIDA GUERRA NO?

Mis dos hijas descubrieron el “si yo fuera tú” (que es sinónimo de “¿tú sabes lo que debes hacer?”) cuando hace 10 años estuve hospitalizado durante una semana y mi cuarto del hospital se llenó de amistades cubanas diciéndome lo que debía hacer y poniéndose en mi lugar con el consabido: “Si yo fuera tú hiciera esto o aquello”.

A pesar de mi molestia casi era cómico porque al llegar el viejo cubano ya mis hijas y yo esperábamos el momento en que me disparara el “de ahora en lo adelante ¿tú sabes lo que debes hacer?  tranquilizarte y  si yo fuera tú me buscaba una dama de compañía que te cocine y te cuide”.

Las ancianas cubanas, que casi todas son alérgicas a que un hombre mayor ande con  una muchacha joven, coincidían en que “si yo fuera tú lo que debes hacer es conseguir una mujer madura, enfermera, y que te cocine”. Vaya, no incluían en su “si yo fuera tú” algo así como "Y que se parezca a Maribel Guardia" porque quizás eso perjudicaría mi padecimiento.

Como yo soy un tipo que siempre está riéndose, con buen carácter, tirando a relajo todo, que nunca toma bebidas alcohólicas, les costaba mucho trabajo ponerse en mi lugar y “cambiarme el carácter” para poder haber evitado la úlcera y entonces casi todos se veían obligados a acudir a “la malanga” para lanzarme el “tú sabes lo que debes hacer”: “Chico, si yo fuera tú lo que hacía era comer mucha malanga”. Hubo un amigo mío que le pidió al especialista chino que me estaba tratando que incluyera malanga en la comida que me estaban dando.

Él “si yo fuera tú, cubano” y el “tú sabes lo que debes hacer” no solamente nos vaticina el futuro sino que ataca nuestro pasado y nos lanzan en la cara un cúmulo de errores cometidos y que produjeron la úlcera actual. Desde luego,  todas las recomendaciones y advertencias fueron en contra de todas las acciones y consejos de los médicos que decían que era producto de una bacteria (la curaron con antibióticos) y no tenía nada que ver con rabietas, ni con mujeres jóvenes, ni con comer poco puré de papas. Honor a quien honor merece: mi socio Franklin Denis me diagnosticó eso mismo desde el primer día.

Algo simpático del “si yo fuera tú cubano” es que DE LEJOS y poniéndonos en el lugar de otros ES MUY FÁCIL resolver todos los problemas ajenos. No es lo mismo cuando uno está metido dentro de la situación. Hasta si usted se está ahogando solo en el medio de un océano yo puedo desde aquí con un “si yo fuera tú, cubano” RESOLVER EL PROBLEMA con tremenda facilidad. Fíjese usted qué sencillo: “Eso no es nada, chico, si yo fuera tú nadaba rápido tres o cuatro millas, me acercaba a la costa, y eso es todo. Lo que pasa es que tú te ahogas hasta en un vaso de agua”

Mándeme usted a decir cual es el problema que lo acongoja (no importa lo grave que sea) y yo desde aquí con un sencillo “si yo fuera tú, cubano” le resuelvo su situación. Observe qué fácil: “Odio mi trabajo, detesto al dueño”. Eso no es nada: “Si yo me pongo en tú lugar hoy mismo fuera mi último día en ese empleo, vete, no vayas mas, manda al dueño al carijo, y mañana consigues otro empleo, eso es todo”.

Usted no me lo creerá pero yo he escuchado hasta aconsejar cometer un delito: “Chico, estoy arrancado, no tengo ni donde amarrar la chiva, creo que me tengo que declarar en bancarrota” y la respuesta es: “No compadre, si yo fuera tú robaba un banco”.

Una cosa que los cubanos debemos hacer (urgentemente) es cambiar él “Si yo fuera tú hiciera esto y lo otro” por un “¿Estás en un lío, en qué te puedo ser útil?” "¿Tienes problemas económicos?" Mira aquí están 10 mil dólares”. “¿Estás muy solo?" Ahora mismo te voy a mandar a Sofía Vergara y a Jennifer López para tu casa” “¿No te gusta tu trabajo? Mañana comienzas a trabajar de Presidente de la Coca Cola, con un salario inicial de 200 mil dólares al año”. En otras palabras, no mortifiquen con consejos si no van a aportar nada.

O, por lo menos, si sigo el consejo de “sí yo fuera tú hiciera esto” y me escacho asuman la culpa y la responsabilidad, acepten que se equivocaron, vengan a buscar a la vieja, gorda, enfermera y cocinera, mándenme a la cubanita Vida Guerra aunque sea en un correo electrónico.

Amabilidad del Autor.
¡Muchas Gracias Estebita!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Qué Opinas?

Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...